Vivir Como Soñamos

Siete maneras de comenzar el día con buenas vibras

La actitud y las buenas vibras con las que despertamos cada mañana, tienen una enorme incidencia sobre nuestra salud y bienestar. Te daremos 10 claves para comenzar el día con buenas energías y vivir cada momento con mayor plenitud y sentido del presente. 

¿Cómo comenzar el día con buenas vibras?

Son prácticas muy simples que te ayudarán a levantarte de la cama con energía súper positiva y vitalidad, lo que te hará sentir durante todo el día que eres una persona más feliz y productiva. Veamos.

Disfrutar de una vida en equilibrio. Descargar Ebook "Claves para disfrutar de bienestar físico y emocional".

1. ¡No pospongas la alarma!

Comienza a disfrutar el hecho de despertar temprano. Piensa en la calma y tranquilidad de no estar corriendo porque pospusiste el despertador una y otra vez y se te hizo tarde. Tienes el tiempo a tu favor, aprovecha para hacer algunas respiraciones profundas de forma consciente, preparar un rico desayuno y cargarte de energía. 

2. Redes sociales y pantallas afuera 

Intenta consultar lo menos posible el celular apenas abres los ojos e incluso evitar cualquier tipo de pantalla durante la primera hora u hora y media. Si ves televisión, lees las noticias, navegas en las redes sociales o ingresas a tu e-mail estás estimulando en exceso a tu cerebro, que está apenas despertando y conectando con la realidad. Otro punto clave: sé selectivo con el contenido que consumes en la mañana. Las informaciones del noticiero, por ejemplo, suelen ser demasiado negativas y podrían afectar tus emocionales. 

3. Desayuno enérgico 

Si quieres comenzar el día con buenas vibras ponle mucho amor y dedicación a la primera y más importante comida del día. Incorpora en el desayuno alimentos energéticos para encarar el día con vitalidad y energía. Lo que no puede faltar son huevos (vitamina B y D); frutos secos (ricos en proteína y grasas saludables); cereales, frutas y semillas (las de girasol por ejemplo, fortifican los huesos y relajan los músculos).

4. Toma mucha agua

El agua no solo ayuda a activar el organismo, sino que elimina las toxinas y saca con ellas todas las malas vibras y energías acumuladas. Recuerda que el funcionamiento del sistema digestivo tiene una conexión muy directa con nuestro estado emocional. También puedes probar tomar agua con limón en ayunas, ya que tiene un gran poder antioxidante, estimula el sistema inmunológico, da energía y mejora el estado anímico.

5. Despierta tus músculos

Los primeros minutos luego de salir de la cama es normal que te sientas somnoliento y dormido. Esto se debe a que todo tu cuerpo lo está. Por eso, si quieres empezar bien el día no te olvides de despertar tus músculos, estirando las piernas, los brazos y la espalda con ejercicios suaves que activen la circulación sanguínea y despierten las funciones musculoesqueléticas. 

6. La respiración

En línea con el punto anterior, cada estiramiento matutino debe ir acompañado de respiraciones profundas realizadas de forma consciente. Prueba inhalar y exhalar al menos tres veces seguidas. Si puedes hacerlo en tu dormitorio junto a la ventana o en un balcón o jardín, mucho mejor. Es una manera de sentirnos completamente vivos, conectados con el exterior y con buenas vibras para enfrentar los retos del día.

7. Pensar y hablar de forma positiva

Si buscas comenzar cada nuevo día con buena energía, tendrás que hacer un cambio profundo en tu manera de pensar y de expresarte. Deberás cambiar el chip y optar por frases positivas del estilo “sé que lo voy a lograr”, “hoy va a ser un día buenísimo”, “agradezco por este nuevo despertar”. Es muy saludable empezar el día generando pensamientos positivos, ya que estos tienen incidencia directa en las emociones y en la actitud con la que nos enfrentamos  a la vida.

Poniendo en práctica estas recomendaciones solo tienes que visualizar los objetivos a cumplir cada nuevo día e ir por ellos. Siempre con actitud positiva y buenas vibras. 

New call-to-action

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!