Vivir Como Soñamos

Claves para crear la zona de descanso perfecta

Diseñar una buena zona de descanso es fundamental para recuperar la energía perdida durante el día, gracias a un sueño reparador.

Descubre cuáles son los factores a tener en cuenta para diseñar una zona de descanso perfecta, desde la elección del colchón, la base, las almohadas, los colores de la habitación y todo aquello que favorezca la recuperación de nuestro cuerpo y mente al dormir.

La cama, elemento indispensable

Sin duda alguna, la cama es el elemento principal de una habitación, la pieza con la que conseguiremos relajarnos y descansar plácidamente, para que nuestro cuerpo pueda recuperarse de forma saludable y evitar dolores de espalda.

zona-de-descanso-1

Escoger una buena base y el colchón adecuado será imprescindible para lograrlo.

Cómo escoger el colchón

Ten en cuenta que prácticamente nos pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo, por lo que elegir un colchón de calidad será imprescindible.

Saber que no todos los colchones son adecuados para todas las personas es uno de los primeros aspectos a tener en cuenta.

Encontrar el equilibrio entre firmeza y ergonomía es fundamental para escoger el colchón que se adapte mejor a nuestras necesidades y características físicas particulares. 

Por ello, es necesario valorar ciertos aspectos individuales como:

  • Peso y altura de la persona que lo va a utilizar. En función de tu altura deberás escoger la medida de un colchón u otro. Por lo menos debería ser 10 centímetros más largo que tu altura, para dormir cómodamente. Además, también influye el peso; en la zona de la pelvis y los hombros, el colchón debería ser más firme, mientras que en el resto, es recomendable que sea más suave, para amoldarse a las zonas menos pesadas de nuestro cuerpo.
  • Tipo de postura al dormir. ¿Duermes de lado, boca abajo o de espalda? En función de tu respuesta tendrás que elegir un tipo de colchón u otro. Si duermes de lado necesitarás un colchón mixto que combine firmeza con suavidad, si lo haces boca arriba, con la espalda apoyada sobre el colchón, éste debería ser un poco más firme, mientras que si lo haces boca abajo tendrás que hacerlo sobre un colchón firme.
  • Necesidades específicas individuales. Por supuesto, las particularidades físicas de cada uno, especialmente en cuestión de dolencias y dolor de espalda, serán claves para elegir el colchón más adecuado. En este caso, es recomendable consultar con un especialista para que pueda asesorarnos en este aspecto y así conseguir que cualquier tipo de dolencia disminuya.

Base de la cama

La comodidad de un colchón depende también del tipo de base que lo soporta. Existen distintos tipos de bases:

  1. Base tapizada. Existen distintos tipos de bases tapizadas y su comodidad depende de la composición interna de la base. Las bases tapizadas con resortes, como el Box Spring o las Camas Europeas, en forma de caja son las opciones más importantes. En el primer caso, el colchón ofrece la sensación de ser más blando mientras que en la segunda proporciona sensación de mayor firmeza. 
  2. Base fija de lamas de madera. Este tipo de bases con lamas de madera, aportan mayor transpiración, por lo que son adecuadas con colchones de látex o viscoelásticos. La estructura de estas camas, es firme y resistente, puesto que sus piezas cuentan con las dimensiones y anclajes necesarios para conseguirlo.
  3. Base de cama ajustable. Las bases de cama ajustables son perfectas para las personas con movilidad reducida o aquellas que necesitan dormir de una forma concreta, además de ser perfectas para los que valoran la comodidad en la cama para leer o incluso trabajar. En este caso es preferible elegir colchones que no se deformen, como los de látex o los viscoelásticos.
  4. Cama guarda objetos. Las camas boxet, o guarda objetos se han convertido en una de las alternativas más demandadas, especialmente en viviendas en las que se necesite espacio de almacenaje extra. Para este tipo de bases podemos utilizar colchones de resortes pocket, resortes bicónicos y colchones viscoelásticos, ya que posibilitan una perfecta transpiración independientemente de la humedad que exista en la habitación.

La almohada ideal para el mejor descanso

Tal y como sucede con el colchón y la base que lo soporta, también es indispensable escoger correctamente la almohada, y así crear la zona de descanso perfecta.

Encontrarás almohadas de materiales distintos como las de látex, microfibra, pluma y gel entre otras. Y en cuanto al tipo de comodidad, existen almohadas de suavidad normal, media y alta.

¿Cuál es la más adecuada para ti?

Si duermes boca arriba, escoge una almohada que mantenga la cabeza bien equilibrada, ni demasiado alta ni demasiado baja. En el caso que duermas de lado, es preferible una almohada de grosor medio y firme. Por último, si duermes boca abajo, necesitas una almohada blanda y delgada.

zona-de-descanso--

La importancia de un buen descanso para despertar con ánimo y energía. Descargar Ebook Gratis

 

Colores para el descanso

Los colores que elijas para decorar tu habitación influyen también la calidad del sueño. Las tonalidades azules, verdes y rosadas fomentan la sensación de relajación y serenidad, por lo que se convierten en las mejores opciones para tu zona de descanso.

Utilízalos junto a neutros como distintos tonos de blancos y grises pálidos para crear una atmósfera acogedora, confortable y muy placentera.

Evita, en la medida de lo posible los colores demasiado intensos y energéticos como los amarillos, rojos y naranjas, aunque, si son tus colores favoritos, puedes utilizarlos en pequeñas dosis, en accesorios, complementos textiles o sutiles motivos del juego de cama.


zona-de-descanso-

Textiles para la zona de descanso

Las sábanas, fundas de plumón, cojines, cubrecamas, colchas y quilts, junto al resto de textiles de la pieza te ayudarán a diseñar el ambiente perfecto para la zona de descanso.

Escoge juegos de cama fabricados en fibras naturales como el algodón y el lino, para disfrutar del merecido descanso diario.

Encontrarás modelos en colores neutros y lisos, perfectos para los ambientes más limpios o elegantes estampados que añadirán un toque de sofisticación a tu habitación.


zona-de-descanso


Consejos imprescindibles para diseñar el dormitorio perfecto

Además de estas claves, si quieres descansar plácidamente, deberás tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Procura ventilar a diario tu dormitorio el tiempo necesario.
  • Ten en cuenta también la temperatura y la humedad del dormitorio. Para descansar correctamente tu habitación tiene que estar a una temperatura entre 18ªC y 22ºC y la humedad entre el 50-70%.
  • Mantén el dormitorio bien ordenado y despejado. Olvídate de tenerlo demasiado cargado de accesorios y complementos innecesarios. Algunos detalles bien escogidos te permitirán disfrutar de una habitación serena y acogedora.
  • Escoge mobiliario funcional, especialmente si no dispones de demasiados metros. Veladores y cómodas con capacidad de almacenaje serán de gran ayuda para mantener tu habitación perfectamente organizada.
New call-to-action

 

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!