Vivir Como Soñamos

Habitaciones juveniles más funcionales y acogedoras

Uno de los grandes retos en la decoración de interiores llega cuando los más pequeños de casa empiezan a hacerse mayores y es necesario modificar sus piezas, para diseñar habitaciones juveniles adaptadas a sus gustos y necesidades.

Una de las claves imprescindibles para conseguirlo es aliarse con los adolescentes para crear el espacio más adecuado, haciéndoles partícipes de las decisiones que se deben tomar.

Explicamos cuáles son los pasos principales para planificar dormitorios juveniles más funcionales, acogedores y personales, para que cada adolescente pueda disfrutar de su espacio, con todas las comodidades.

Distribución de las habitaciones juveniles

Es importante tener en cuenta que, en la mayoría de casos, es necesario crear tres ambientes diferenciados en un mismo espacio: la zona de descanso, la de estudio y la de ocio.

Habitaciones juveniles con zona de descanso

La zona de descanso ocupa una gran parte del espacio disponible, ya que a estas edades, resulta imprescindible escoger una cama de buenas dimensiones, ya sea individual o doble, para que puedan dormir de forma confortable y así, disfrutar de un descanso saludable, permitiendo que el cuerpo se recupere del cansancio acumulado tras una intensa jornada llena de actividades.

Habitaciones juveniles cama

En este caso especialmente y para escoger la cama más adecuada, es recomendable sobreponer la funcionalidad al estilo decorativo.

Escoger un tipo de mobiliario fabricado con materiales y módulos resistentes al desgaste, fáciles de mantener y limpiar será de gran ayuda.

Elegir elementos convertibles, como camas abatibles equipadas con un colchón extra para poder acomodar a los amigos que se quedan a dormir, mesitas de noche transformables o muebles con ruedas que facilitan su desplazamiento, servirá para diseñar habitaciones juveniles más versátiles y funcionales, perfectas para satisfacer eficazmente sus necesidades cambiantes.

Habitaciones juveniles con zona de estudio

En plena adolescencia es fundamental crear un área de trabajo perfectamente equipada, para que puedan desarrollar sus actividades académicas correctamente.

Si los metros lo permiten, es recomendable ubicar la zona de trabajo lo más alejada posible de la cama, para evitar distracciones y la tentación de tumbarse en ella cuando están estudiando o haciendo deberes.

Elementos imprescindibles de la zona de estudio:

  • Mesa de trabajo: escoge un diseño de dimensiones generosas para que puedan trabajar cómodamente. Es preferible que la parte superior de la mesa sea mate o satinada, para evitar los molestos reflejos que se generan cuando la luz incide directamente sobre la mesa.
  • Silla: elegir un asiento ergonómico de uso intensivo es imprescindible para equipar la zona de estudio de las habitaciones juveniles. Un modelo que cuente con un buen apoyo lumbar, sea regulable en altura -tanto la silla como los posabrazos- y un asiento confeccionado con un cojín de espuma de densidad media o alta, se convierte en la solución ideal para evitar tensiones y malas posturas cervicales.
  • Buena iluminación. Si la superficie del dormitorio es amplia y la pieza cuenta con entrada de luz natural, es preferible colocar el área de estudio cerca de ella, ya que es la más adecuada para estudiar y no produce cansancio visual, por lo que mejora el rendimiento escolar del adolescente.                  
    En cuanto a la iluminación artificial,  equipar la zona con una lámpara orientable y articulable, frente a la mano dominante del niño o niña, permitirá escribir sin crear molestas sombras. Del mismo modo, es aconsejable instalar una ampolleta de luz blanca y fría, que se asemeja a la luz natural, y evitar los fluorescentes, ya que su parpadeo provoca cansancio en momentos de uso intenso.
  • Almacenaje. Diseñar una zona de trabajo con suficientes elementos de almacenaje, como cajoneras y estantes, será de gran ayuda para que tu hijo pueda mantener bien organizado el espacio, lo que también favorecerá su concentración.

Habitaciones juveniles con zona de ocio

En esta etapa de la vida de los niños es importante que dispongan de una pequeña área que les permita relajarse y disfrutar de momentos con sus amigos.

Crear una zona de relajo en la que puedan leer, escuchar música, jugar a los videojuegos o juntarse con los amigos completará la distribución esencial de las habitaciones juveniles.

Tendencias decoración interiores Alternativas decorativas para vestir tu casa a la última moda

Colores para las habitaciones juveniles

Existe una gran variedad de posibilidades cromáticas para el diseño de habitaciones juveniles, eso sí, debemos tener en cuenta que la elección de uno u otro transmitirá distintas sensaciones, que pueden afectar positiva o negativamente a su descanso.

  • Gama de azules. Son los más recomendables en el caso de niños que necesiten una dosis extra de relajación, ya que la gama cromática de los azules produce un efecto de tranquilidad y serenidad al espacio. Además, si se utilizan estos tonos también en la zona de estudio se conseguirá favorecer la concentración. Los verdes en sus tonalidades más claras también proporcionan efecto de calma al espacio.
  • Rojos. Son tonalidades perfectas para adolescentes con poca energía, ya que se trata de una gama cromática que aporta intensidad, fortaleza y dinamismo. Eso sí, es preferible aplicarlo en pequeñas dosis, para evitar generar exceso de nerviosismo y energía y combinarlo con tonos neutros como blancos o grises, para crear un espacio perfectamente equilibrado.
  • Los rosados y violetas son ideales para fomentar la creatividad y capacidad de comunicación de los adolescentes.
  • Amarillo. Es un buen color para utilizar en la zona de estudio ya que estimula la actividad mental, aunque, en la zona de descanso debería aplicarse únicamente en pequeños detalles textiles y accesorios, porque podría perturbar el descanso.
  • Blancos y grises pálidos. El recurso cromático perfecto para crear ambientes serenos, tanto en la zona de la cama como en la de la mesa de trabajo. Aporta luminosidad, equilibrio y sensación de orden y limpieza del espacio. Escoger esta gama cromática para las paredes y muebles y añadir complementos en tonalidades más intensas, servirá para diseñar habitaciones juveniles funcionales y acogedoras.

habitaciones juveniles colores

Almacenaje y organización para las habitaciones juveniles

Uno de los puntos débiles de los adolescentes es su poca capacidad de organización.

Por ello es esencial equipar su dormitorio con elementos que cuenten con capacidad de almacenaje como cómodas, armarios, baúles, cajoneras con ruedas para debajo de la cama, etc. De este modo les resultará más sencillo mantener su cuarto en perfectas condiciones, bien despejado y organizado.

Detalles con personalidad para las habitaciones juveniles

No debemos olvidar que las habitaciones juveniles son el auténtico refugio de los chicos y chicas, por lo que es importante que ellos participen activamente en su diseño y puedan añadir ciertos elementos que les gusten especialmente y hagan referencia a sus actividades favoritas, ya sea en forma de papeles pintados, objetos decorativos personalizados y otros elementos que les caracterizan y definen como seres individuales con criterio y personalidad propia.

New call-to-action

 

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!