Vivir Como Soñamos

Tipos de colchones según tu altura y masa muscular

tipos de colchones

Existen muchos tipos de colchones y tanta variedad hace que muchas veces las personas no sepan bien cuál elegir. Te contamos algunos aspectos que deberás considerar al comprar un colchón, como por ejemplo tu altura y contextura corporal, aunque hay muchos más.

El mercado ofrece hoy día una amplia oferta con diversos tipos de colchones. Las diferencias entre ellos se basan principalmente, en los materiales con los que se fabrican. Antes de elegir un nuevo colchón es importante saber cuales son las opciones con las que contamos.

¿Cuántos tipos de colchones hay?

tipos-de-colchones


Podemos encontrar unos seis  tipos de colchones distintos hoy en el mercado, ellos son:

  • De resortes pocket

Los colchones de resortes pocket contienen una estructura en la que cada resorte  está enfundado individualmente para beneficiar la independencia del movimiento. Esto ofrece al usuario una perfomance precisa a los contornos de su cuerpo, entregando un descanso suave y placentero durante toda la noche.

  •  De espuma High Resilience (HR)

Su característica principal es que cuenta con un núcleo formado por un bloque de espuma llamado Poliuretano High Resilience, que suele tener una alta resistencia al hundimiento. Los colchones de espuma HR vienen en sus variantes firme, media y suave.

  • Colchón de látex

El látex es un material natural, hipoalergénico y elástico.. Los colchones de este tipo, además de caracterizarse por su gran durabilidad, ayudan a la adaptación de las distintas formas del cuerpo debido a su excelente elasticidad.

  •  Colchón viscoelástico

Aunque no existe un colchón completamente viscoelástico, porque siempre se necesita de un soporte firme, estos tipos de colchones combinan la viscoelástica con otros materiales, por ejemplo, con espumas HR. Gracias a su “memoria”, se adaptan muy bien a la forma del cuerpo y disipan la presión. Además, este tipo de colchón genera una sensación de ingravidez que otorga un alto confort al momento de dormir.

  • De resortes bonell

Los colchones de resortes bonell son los colchones más clásicos, tienen forma bicónica y son independientes, unidos entre sí por un espiral de acero, lo que genera que el colchón tenga una firmeza media.


  • De tecnología gel

Los colchones de este tipo reducen significativamente la presión, tienen una alta elasticidad y se adaptan tridimensionalmente al cuerpo porque se adecuan 100% al movimiento y a la dirección del mismo. Aunque su durabilidad es algo más limitada que otras materialidades, los colchones de gel tienen la importante virtud de la dispersión del calor, lo que genera una sensación constante de frescor. 

Por último ten en cuenta que, independientemente del tipo de colchón, la experiencia de descanso varía también en función a la base que escojas. Es decir que, con un mismo colchón, puedes llegar a tener dos sensaciones absolutamente diferentes: si este se soporta sobre una base cama, obtendrás mayor firmeza, y si eliges una base box spring, la cual contiene resortes en su interior, sentirás una firmeza moderada.

Ahora que conocemos los distintos tipos de colchones que existen, veamos cuál es el indicado para ti según tu altura y peso. 

La importancia de un buen descanso para despertar con ánimo y energía. Descargar Ebook Gratis

 

Colchón ideal para tu altura y masa muscular


Para las personas de huesos y contextura grande lo más indicado es un colchón firme de alta densidad que ofrezca una sujeción equilibrada y evite hundimientos. Por el contrario, las personas más ligeras y delgadas, necesitarán un colchón más suave y flexible que reparta el peso cómodamente.

Si tu peso supera los 90kg, tu elección del tipo de colchón debe estar basada 100% en la resistencia, por lo que uno con resortes pocket podría ser la mejor alternativa. Para pesos medianos o incluso infantiles, bastará con un buen colchón viscoelástico con espuma HR, que aporta comodidad y son suaves.

En cuanto a la altura, es importante recordar que los colchones deben medir al menos 10 cm más que tu propio largo. Es decir que si mides 1.80m se sugiere buscar un colchón de al menos 1.90m de longitud. En caso de una cama compartida, se tomará de referencia la medida de la persona más alta.

Otros factores a tener en cuenta al elegir el tipo de colchón


Si bien la clave para elegir un buen colchón está en el tamaño y peso de tu cuerpo, hay cinco preguntas más que te debes hacer antes de tomar la decisión final.

  • ¿Cual es la postura más frecuente en la que sueles dormir?

Si duermes boca arriba, te conviene un colchón firme, para evitar daños en tu espalda. Para quienes duermen de lado, se sugiere un colchón de firmeza media capaz de adaptarse al contorno del cuerpo. Te recordamos que no es recomendable dormir boca abajo, pero si lo haces procura elegir un colchón bien suave y flexible para no forzar demasiado la torsión de la columna.

  • ¿Te mueves mucho durante la noche?

Para los más inquietos siempre se aconseja un colchón bien firme, quizás con resortes pocket,  o con tecnología de gel, para que puedas moverte sin esfuerzo y se adapte a ti en cada movimiento. Si no te mueves mucho, basa tu elección en las otras preguntas, como por ejemplo, en la postura.

  • ¿Duermes solo o acompañado?

Una cama matrimonial en la que cada uno tenga libertad para descansar cómodamente, requiere de un colchón de tamaño king o super king, que además absorba bien el movimiento y no te molesten los cambios de postura del otro. Los de viscoelástica y resortes son buenas opciones.

  • ¿Sufres los cambios de temperatura?

En este punto es importante considerar los materiales que componen el colchón, ya que de ellos depende la transpirabilidad o ventilación del mismo. Si sufres el calor o sueles transpirar en la noche, opta por los colchones con rellenos y telas que disipen la humedad, por ejemplo, la fibra lyocell, lana, o telas de algodón, bambú, poliuretano zonificados y colchones con gel.

  • ¿Cuánto dinero estás dispuesto a invertir?

Recuerda que pasamos casi un tercio de nuestra vida durmiendo, así que invertir en un buen colchón es invertir en nuestra calidad de descanso y, por ende, en la salud. Solo a modo de referencia, ten en cuenta que los colchones de resortes clásicos y los de espuma suelen ser los más accesibles, mientras que los de viscoelástica y los de látex son algo más costosos.

Ya tienes toda la información necesaria para tomar la mejor decisión. Es momento de cambiar el colchón y sumar confort a tus noches.New call-to-action

 

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!