Vivir Como Soñamos

Olas de calor y mal dormir

Olas de calor y  dormir

Si hay una estación del año que se ve afectada por el cambio climático, es el verano. La situación ha generado temperaturas tan altas, que hoy los chilenos han comenzado a adaptar sus hogares y a instalar aires acondicionados para sobrellevar el calor, que muchas veces nos acompaña hasta altas horas de la noche. 

Lo cierto es que la tendencia indica que las temperaturas están aumentando cerca de 1,1° Celsius, por sobre el promedio. Sin embargo, el último informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU cifró que esta tendencia podría ir desde los 1,5° a los 2°, en el escenario más favorable, de aquí al año 2050. De esta forma las olas de calor han llegado para quedarse y con ellas las dificultades para dormir de noche.

La importancia de un buen descanso para despertar con ánimo y energía. Descargar Ebook Gratis

El calor indudablemente afecta nuestro descanso nocturno. Con él, nos despertamos varias veces, nos sentimos incómodos por el sudor y nos desvelamos. Una situación preocupante, pues la mala calidad del sueño trae importantes consecuencias para nuestra salud. Entre ellas:

  • Disminución de la masa muscular 
  • Menor rendimiento en el trabajo 
  • Aumento en la grasa corporal
  • Mayor riesgo de padecer diabetes
  • Estrés
  • Ansiedad
  • Depresión

Entre otras. Por eso, debemos tomar medidas preventivas para enfrentar la temporada estival y sus olas de calor.

Si tienes un termómetro en tu dormitorio y la posibilidad de tener un buen sistema de ventilación o climatización, debes saber que para un buen dormir la habitación debe estar entre los 18° y 22°C, pues en estas condiciones se produce un mejor descanso logrando llegar a etapas de sueño profundo. 

 Olas de Calor y  dormir

A la hora de escoger pijama y ropa de cama debes comprar aquellas prendas livianas y de algodón, y no dormir completamente destapado porque en la madrugada la temperatura ambiental y corporal baja y muchas veces provoca frío, lo que puede interrumpir el sueño profundo y generar un despertar en medio de la noche.

En caso de que el termómetro marque cifras muy altas, recomiendo una ducha tibia, no helada, debido a que el cuerpo asimila la temperatura templada a un buen descanso, y el cambio de temperatura al salir del baño es un excelente inductor natural del sueño.

Finalmente, antes de dormir es importante evitar consumir alimentos que producen transpiración (conocidos como diaforéticos), como bebidas calientes, alcohol y alimentos picantes. 

Todas estas medidas de autocuidado te ayudarán a sobrellevar de mejor manera las olas de calor y tener así un buen dormir y una mejor calidad de vida.

New call-to-action

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!