Vivir Como Soñamos

Lavado de cobertores: todo lo que debes saber

El lavado de cobertores es una tarea que usualmente forma parte de la limpieza habitual de una casa. Lo óptimo es realizar un lavado de cobertores una vez a la semana. Pero, ¿cómo hacer un lavado de cobertores? Puedes hacerlo tanto en tu casa como llevándolo a la tintorería. 

A continuación te explicamos los pasos que debes seguir para hacerlo en casa así que, ¡quédate con nosotros!

Cómo realizar un lavado de cobertores

Los cobertores van acumulando polvo a lo largo del tiempo y durante esa acumulación la aparición de ácaros en las almohadas o el colchón es cada vez más grande. A raíz de esto, se pueden desarrollar alergias. Por eso, el lavado de cobertores debe ser una tarea a incluir durante la semana

Al igual que limpiamos otras partes de la casa, u otras prendas, es recomendable hacer un lavado de cobertores semanalmente. Para realizar esta tarea, tienes dos opciones:

  • Lavarlo en casa.
  • Llevarlo a la tintorería.

Trucos y consejos imprescindibles para disfrutar de un hogar bien organizado Descargar Ebook "Guía práctica para la Casa"

Lavar los cobertores es una tarea más costosa que lavar el resto de la ropa de cama, ya que puede que la lavadora no tenga capacidad suficiente, principalmente por el peso del cobertor cuando está mojado o se debe hacer el centrifugado. En este caso, la tintorería se convierte en la primera opción. 

En el caso de que puedas hacer el lavado de cobertores en casa, vamos a contarte los pasos necesarios para que todo salga bien.

Revisar las etiquetas de los cobertores

Los plumones, cubrecamas, colchas y quilts suelen estar fabricados con materiales delicados, por lo que este paso es el más importante. La etiqueta te dirá cómo tienes que lavar la ropa de la cama. 

lavado de cobertores revisar etiquetas

  • Lo primero en lo que debes fijarte es si puedes lavar el cobertor a máquina. Hay plumones que sólo se pueden lavar en seco y te obligarán a pasar por la tintorería.
  • Si es posible, revisar la etiqueta para saber la temperatura del agua a la cual debes hacer el lavado de cobertores. Este símbolo es un recipiente tipo vasija y dentro de ella te indicarán la temperatura máxima a la que puedes lavar el cobertor. Si aparece el icono de una mano, significa que se  debe lavar a mano.
  • Si la etiqueta indica que se puede secar con secadora (un icono cuadrado, con un círculo en su interior) podrás usar este electrodoméstico. Si este icono está tachado, deberás hacer un secado al aire. 

lavado de cobertores como realizar

Lavado

Por higiene y por lo delicado de ciertas prendas, conviene lavar los cobertores por separado del resto de la ropa. Además, evitarás que se pegue cualquier tipo de pelusa de cualquier otra ropa que pueda soltarla. 

  • Para el lavado, utiliza agua fría y pon un programa de ropa delicada
    • El agua caliente puede hacer que la ropa encoja o que el color de la ropa destiña.
    • El programa delicado es para que el centrifugado sea lo más suave posible y evitar la deformación de la ropa. 

En relación al detergente, puedes usar el tuyo habitual, pero debe ser un jabón apto para prendas delicadas. 

Secado

  • Si en la etiqueta del cobertor indica que puedes usar secadora, utiliza un programa de temperatura baja. Usando temperaturas bajas evitarás que pueda encogerse el cobertor o que se puedan quemar los materiales sintéticos, si los lleva en su composición. 
  • Si no es posible usar secadora, utiliza métodos tradicionales de secado al aire libre, en el tendedero. Y si es bajo el sol, mucho mejor, aunque para evitar que destiña se recomienda colgar las prendas y textiles por el lado inverso. 

Ahora ya sabes cómo hacer el lavado de cobertores de manera eficaz en casa. Lo más importante es revisar la etiqueta: aquí encontrarás la información con los puntos clave sobre cómo hacer el lavado correctamente.

New call-to-action

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!