Vivir Como Soñamos

Higiene del sueño: el secreto del buen descanso

higiene del sueño

La higiene del sueño se puede definir como un conjunto de prácticas que nos ayudan a dormir bien y a descansar de manera correcta, contribuyendo significativamente a mantener una buena salud física y mental. Por esto es importante saber distinguir entre sueño y descanso, ya que dormir la cantidad de horas recomendadas por los especialistas (entre 6 y 8 dependiendo el caso) no garantiza un sueño reparador.

Es indispensable que comencemos a priorizar la calidad del sueño por sobre la cantidad de horas que dormimos, ya que si no lo tomamos en cuenta el organismo podría sufrir las consecuencias.

¿Por qué es importante para nuestra salud?

Piensa en cualquier mala noche en la que no hayas dormido bien. Ya sea por pesadillas, por insomnio ocasional, porque estabas incómodo en tu postura, o por cualquier otra razón. Posiblemente te acuerdes también de lo mal que te sentiste al día siguiente, con fatiga, decaimiento y mal humor. Imagínate entonces lo que puede llegar a sufrir el cuerpo si el mal descanso se repite noche tras noche, de manera cotidiana.

 

higiene del sueño saludable

 

Cuando las personas se ven afectadas por una mala higiene del sueño, el cuerpo sufre consecuencias en todos los niveles de su funcionamiento: en su sistema endocrino, en el inmunológico, en el metabolismo y, por supuesto, en el estado de ánimo.

Todas estas complicaciones producidas por el mal descanso, se convierten en importantes factores de riesgo que pueden disparar enfermedades como la diabetes, obesidad, accidentes cardiovasculares o trastornos mentales.

En este último punto, la higiene del sueño cobra un rol central, ya que muchos estudios científicos han demostrado una relación directa entre las alteraciones en el sueño y la depresión, especialmente en adolescentes y adultos jóvenes.

Otras consecuencias directas que puede traer consigo una mala higiene del sueño son:

  1. Somnolencia diurna.
  2. Distracción.
  3. Baja productividad en las tareas.
  4. Mayor riesgo de accidentes.
  5. Irritabilidad.
  6. Aumento de conflictos sociales y de relaciones con otras personas. 

La importancia de un buen descanso para despertar con ánimo y energía. Descargar Ebook Gratis

Factores que influyen en los trastornos del sueño

Existen ciertos factores que nos predisponen a un descanso de mala calidad. El género, la edad, el nivel socioeconómico y el estado de salud general de las personas, tienen una influencia clave en nuestro descanso, ya que determinan el tiempo del que disponemos para descansar, el nivel de exigencia y estrés diario que experimentamos, la manera en que nos enfrentamos al espacio del dormir y la atención que le damos a nuestro cuerpo. 

Asimismo, las predisposiciones genéticas que pueden heredarse también afectan la calidad del sueño, haciendo que nuestro organismo sea más propenso a ciertos padecimientos vinculados a los trastornos del sueño.

Por último, algunos de los elementos que resultan decisivos para un buen descanso se vinculan con factores psicológicos, como la persistencia de sentimientos negativos, las situaciones de estrés, el exceso de preocupaciones, los trastornos de ansiedad, la depresión o los trastornos obsesivos de la personalidad.

higiene del sueno para adultos

 

Ropa de cama: Suavidad, calidad y diseños exclusivos

La buena noticia es que existen múltiples tratamientos que ayudan a la higiene del sueño, y que llevados a cabo de manera regular, apoyados en profesionales calificados si es necesario, ofrecen muy buenos resultados.

Puntos claves para lograr una buena higiene del sueño


La World Sleep Society, una ONG que asesora sobre la salud del sueño a nivel mundial, creó los 10 mandamientos de la higiene del sueño para adultos. Esta institución de gran prestigio internacional, junto con la World Association of Sleep Medicine (WASM), creó el Día Mundial del Sueño


Se trata de una celebración que se lleva a cabo en el mes de marzo para generar conciencia sobre la cada vez mayor prevalencia de los trastornos de sueño en las personas y la importancia de adquirir una buena higiene del sueño. Estas diez recomendaciones para mejorar la calidad del descanso son:


  1. Establecer un horario regular para acostarse y para levantarse.
  2. En caso de dormir siestas, no exceder los 45 minutos.
  3. Evitar el consumo excesivo de alcohol y tabaco, al menos 4 horas antes de ir a dormir.
  4. Evitar la cafeína 6 horas antes de acostarse (café, té, bebidas con azúcar y chocolate).
  5. No comer cosas pesadas ni picantes 4 horas antes de ir a la cama.
  6. Hacer ejercicio regularmente, preferiblemente lejos del horario nocturno.
  7. Usar ropa de cama cómoda y de buena calidad.
  8. Encontrar tu temperatura de sueño ideal y mantener tu pieza siempre ventilada.
  9. Disminuir al máximo los ruidos y luces cuando va llegando el momento de ir a dormir.
  10. Reservar la cama para su función. No la uses para trabajar, ver televisión, etc. 

Es muy importante que conviertas la hora de acostarte en un momento para tí, y que puedas, dentro de tus posibilidades, respetarlo como un ritual cotidiano. Darte un momento para desconectar de toda la información del día y conectar con tu cuerpo. En este sentido, otras recomendaciones importantes a tener en cuenta son:


  • Puedes ayudarte con algunos ejercicios de meditación o relajación guiados para conciliar el sueño.
  • Si no logras conciliar el sueño en 15 o 20 minutos, se recomienda salir del dormitorio y sólo volver cuando reaparezca el sueño. 
  • Evita a toda costa pantallas y celulares antes de dormir. Lee un buen libro, prepárate una infusión o dedícate a cualquier tarea o ejercicio que te relaje.
  • Tratar de dejar fuera del dormitorio las preocupaciones cotidianas, no ocuparte de las tareas pendientes o los problemas a resolver al momento de irte a dormir.
  • Un dato a tener en cuenta es que el consumo de ciertos fármacos, como analgésicos, puede producir insomnio. 
  • Las cenas livianas ayudan a la digestión y a conciliar el sueño más rápido. 

higiene del sueno para la salud

Si bien estas recomendaciones ayudarán a mantener una higiene del sueño más equilibrada, si los problemas para dormir persisten, es importante que consultes con tu médico y que sigas sus consejos estrictamente.

New call-to-action

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!