Vivir Como Soñamos

9 claves para elegir correctamente las camas infantiles

camas infantiles

Un buen descanso es fundamental para que niños y adultos puedan disfrutar de una vida saludable. Descubre cuáles son las claves imprescindibles para escoger las camas infantiles, qué propuestas podemos encontrar en el mercado, qué tipos de colchones existen y cómo podemos distribuirlas en su pieza, en función del espacio disponible y la forma del dormitorio.

Tipos de distribuciones para el dormitorio infantil

camas infantiles distribución

Dependiendo de los metros disponibles, la forma de la habitación y el número de niños que vayan a dormir en ella podrás distribuir las camas infantiles de un modo u otro.

Diseñar una habitación infantil para un solo niño o niña puede resultar relativamente sencillo pero, ¿qué sucede cuando tienen que dormir juntos dos niños o más?

Te contamos cuáles son los tipos de distribución de piezas compartidas más importantes, para que puedas adaptarlos a tus necesidades.

La guía definitiva para decorar la pieza de tus hijos. Descargar Ebook "Dormitorios Infantiles"

Distribución en línea

Es la distribución ideal para colocar dos camas infantiles en una habitación de planta alargada. Colócalas en línea junto a una de las paredes de la pieza y así quedará suficiente espacio en el otro lado para que los niños puedan circular libremente.

Procura que tus dos hijos tengan el mismo espacio y tipo de confort ¡así evitarás discusiones!

Para solucionar el problema del almacenaje, que casi siempre resulta insuficiente en un dormitorio infantil, puedes aprovechar el espacio bajo la cama para poner grandes cajones con ruedas y así cada uno podrá mantener el orden en su espacio individual, tener sus juguetes y libros perfectamente organizados, etc.

Distribución de las camas infantiles en L

Se trata de la distribución perfecta para dormitorios en los que no sobran los metros. Con este tipo de distribución puedes aprovechar el espacio que queda bajo una ventana, por ejemplo. En cualquier caso, deberías decidirte por camas que tengan capacidad de almacenaje, con cajones incorporados a la estructura, o camas boxet, que permitan guardar multitud de objetos bajo el colchón.

¿Cómo decorar un dormitorio en el que duermen dos niños de edades distintas?

Es una de las preguntas que los padres y madres nos hacemos habitualmente, cuando nuestros hijos e hijas deben compartir el mismo y tienen unas edades muy diferentes. Para evitar que puedan sentirse incómodos en un entorno que no les corresponde por cuestiones decorativas, procura escoger una decoración neutra. 

Trabaja la base -las paredes, las camas y el resto de mobiliario-, en tonos neutros y claros, blancos, beiges, grises pálidos, etc. y añade detalles de color independientes para la zona que ocupa cada uno de ellos. 

Camarotes

Es la mejor solución para espacios pequeños en los que tengan que dormir dos hermanos.

Los camarotes serán de ayuda para aprovechar al máximo los metros disponibles y te permitirán crear otras zonas importantes en un dormitorio infantil, como un área de estudio y una zona de entretenimiento.

Distribución de las camas para familias numerosas

Este caso en particular, cuando muchos niños tienen que compartir el mismo dormitorio, te obliga a tener que instalar varios camarotes para optimizar al máximo el espacio disponible.

Tendrás que ingeniártelas para que su pieza se mantenga organizada, por lo que te recomendamos que equipes la habitación con elementos con capacidad de almacenaje en los peldaños de las escaleras de los camarotes, muebles organizadores, etc. Si todo está perfectamente calculado, les resultará más sencillo mantener el orden en su dormitorio.

Tipos de camas infantiles

camas infantiles tipos

Si estás buscando camas infantiles para renovar el dormitorio de tus hijos, toma nota de qué tipos de modelos existen en el mercado, teniendo en cuenta su edad y necesidades específicas.

Camas infantiles individuales

Por lo general, las camas infantiles individuales suelen medir 90 cm de ancho, aunque puedes encontrar diseños más estrechos de 70 u 80 cm de ancho.

A pesar de que estas últimas opciones son un buen recurso para dormitorios de pequeñas dimensiones, debes tener en cuenta que los niños crecen muy rápido, por lo que, si el espacio no te lo impide, es preferible que adquieras directamente un modelo de 90 cm, para que tu hijo esté más cómodo, a medida que se vaya haciendo mayor.

Camas nido

Las camas nido son una buena solución cuando los metros escasean y se necesita una cama extra, ya que el segundo colchón se encuentra debajo del superior.

Son ideales para utilizar ocasionalmente, cuando algún amigo o familiar de nuestros hijos se queda a dormir en casa, mientras que emplear este tipo de camas infantiles a diario para dos hermanos puede crear conflictos con el hijo o la hija que duerme en la cama oculta, ya que puede pensar que no tiene un sitio fijo para dormir, ya que se tendrá que recoger cada mañana.

Camas con cajones

camas infantiles cajones

Cada vez son más las personas que apuestan por este formato de camas infantiles, debido a su funcionalidad.

Contar con grandes cajones en la parte inferior de la cama, bajo el somier, es perfecto para almacenar la ropa de cama o los juguetes de los niños, de modo que se consigue que su pieza se mantenga siempre bien ordenada.

Camas evolutivas 

camas infantiles evolutivas

Comprar una cuna que crece a medida que crecen los pequeños para convertirse en una cama de medida estándar es una gran inversión, ya que podemos ir adaptando su medida al crecimiento del niño o la niña, hasta que se convierte en adolescente.

Camas infantiles abatibles

Son perfectas para los dormitorios de pequeñas dimensiones, ya que al plegarse contra la pared, se puede disponer de un espacio fabuloso para realizar todo tipo de actividades.

Incluso existen modelos que al abatirse presentan un muro de pizarra para que los niños puedan desarrollar su lado más creativo fácilmente.

Camas tren

Se trata de una evolución de los clásicos camarotes, en los que una cama está situada sobre la otra, pero sin estar en disposición simétrica, sino que una cama se desplaza sobre la otra, proporcionando, en la mayoría de casos, la posibilidad de contar con un módulo de almacenaje extra, muy útil en el caso de los dormitorio compartidos.

Otra opción relacionada con los camarotes tradicionales y las camas tren son las camas superpuestas en ‘L’, perfectas para aprovechar una esquina del dormitorio, a doble altura.

Camas infantiles en altura

En este caso, hablamos de estructuras que cuentan con la cama en la parte superior, mientras que en el hueco que queda debajo se sitúa una zona para estudiar, leer o descansar, equipadas con un escritorio, un área de lectura o un pequeños sofá, que incluso puede ser sofá cama, para alojar a invitados ocasionales.

Este tipo de camas infantiles son adecuadas para niños de una cierta edad, porque tienen unas necesidades distintas a los más pequeños.

Camas de matrimonio pequeñas

Si el dormitorio de tu hijo o hija es de dimensiones considerables, valora la posibilidad de añadir una cama más grande. Aunque no es necesario que sea de matrimonio, encontrarás modelos de 105 cm de ancho, perfectas para niños adolescentes que quieren sentirse extremadamente cómodos.

Cómo elegir el colchón perfecto

camas infantiles colchón

Proporcionar a tus hijos el descanso adecuado es fundamental para que puedan volver a cargar baterías tras días intensos, por lo que elegir el colchón correcto para sus camas infantiles será imprescindible. Deberás tener en cuenta los siguientes factores:

  1. Firmeza. En plena etapa de crecimiento de los pequeños de casa es fundamental ofrecer el mejor soporte para la correcta postura de la espalda, por lo que escoger colchones de firmeza media o media-alta se convierte en la mejor solución. Ten en cuenta que los colchones demasiado blandos o acolchados podrían provocar desviaciones de la columna.
  2. Confort. Escoger colchones para las camas infantiles de firmeza media o media-alta no implica que no tengan que ser cómodos. Elegir un colchón de núcleo firme con sistema de acolchados reducirá la presión que los niños puedan sentir en la espalda, por lo que descansarán de forma confortable y saludable.
  3. Frescor. En la mayoría de casos es recomendable escoger un colchón con núcleo de espuma transpirable, aunque si tu hijo o hija tiene una alta sudoración cuando duerme, es preferible comprar un colchón de muelles con recubrimiento acolchado viscoelástico.
  4. Higiene. Para un descanso totalmente saludable, deberás tener en cuenta que el colchón debe tener su núcleo cerrado, de forma que se evite la acumulación de ácaros en su interior. Además, puedes escoger un modelo que cuente con tratamiento que repele los ácaros y las bacterias.

New call-to-action

Preguntas frecuentes sobre camas infantiles

  • ¿Qué altura de techo debo tener para poner un camarote o una cama tren?

    La distancia mínima más adecuada entre la cama superior y el techo es de 60 cm, para que el niño que duerma arriba pueda sentarse cómodamente, y entre las dos camas, unos 75 cm como mínimo.
  • ¿Cuánto espacio necesito para desplegar una cama nido?

    Te recomendamos que para este tipo de camas infantiles cuentes, por lo menos, con 120 cm despejados, ya que la cama nido suele ocupar 80 cm de ancho y son necesarios unos 40 cm más para poder desplazarse por el dormitorio.
  • ¿A qué edad pueden dormir los niños en un camarote?

    Es preferible que no tengan menos de 5 años, especialmente si van a dormir en la cama superior. Podrían caerse o tener dificultades para subir y bajar.

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!