Vivir Como Soñamos

¿Cómo lavar un plumón de plumas sin dañarlo?

En esta guía encontrarás un paso a paso sobre cómo lavar un plumón de plumas sin dañarlo, ya sea usando tu lavadora, o lavándolo a mano en la tina.

 

cómo lavar un plumón de plumas sin dañarlo

 

Con la llegada de la primavera y el clima más cálido, es probable que ya quieras ir guardando tu plumón para el próximo invierno. Pero antes, deberás lavarlo y secarlo adecuadamente. Para saber cómo lavar un plumón de plumas, tienes tres opciones:

  1. Contratar un servicio de lavandería: especialmente indicado si la etiqueta dice “lavado en seco”.
  2. Lavarlo en tu lavadora: siempre que el tamaño del plumón no sobrepase la capacidad de la máquina.
  3. Lavar a mano: aunque es la opción más difícil, es igual de efectiva que las dos anteriores si se hace correctamente.

Para la primera opción, no necesitarás más nada que elegir un servicio de lavandería profesional y confiable. Si quieres saber cómo lavar tu plumón de plumas correctamente en lavadora o a mano, a continuación verás el paso a paso.

Cómo lavar un plumón de plumas en lavadora

  • Paso 1: Revisión

Antes que nada, consulta la etiqueta de tu plumón y lee las recomendaciones de lavado del fabricante. Los puntos más importantes a revisar son si es apto para lavadora y a qué temperatura máxima puede lavarse.

Cómo lavar un plumón de plumas Premium Super King

En este paso también deberás revisar que la tela de tu plumón de plumas no esté rota ni descosida, para evitar que se pierda relleno durante el lavado. Por último, comprueba si tiene  alguna mancha y si es así, frotala con un poco de detergente suave (ver el paso 3 para mayor detalle).

  • Paso 2: Introducir en la lavadora

Es momento de meter el plumón en la lavadora. Con una máquina de 6 o 7 kilos de capacidad, debería entrar fácilmente sin ejercer demasiada presión.

Si se trata de un plumón para camas Super King, es probable que necesites una lavadora con mayor capacidad, de 8 kilos en adelante. Es importante que, en cualquier caso, haya al menos un pequeño espacio entre el plumón y las paredes del tambor de la lavadora.

  • Paso 3: Detergente y programa

Asegúrate de usar un detergente apto para prendas delicadas (sin enzimas, lavandina, etc.) y no utilices suavizante para lavar tu plumón de plumas. Es clave diluir el detergente en agua para lograr mayor penetración en sus fibras.

Elige un programa de lavado especial para prendas delicadas que trabaje a la temperatura sugerida por el fabricante. Si tienes dudas o te falta esta información, no te la juegues y elige un lavado en agua fría. Al terminar el programa, realiza uno o dos ciclos de centrifugado a baja velocidad.

  • Paso 4: Secado

Si usas secadora, introduce el plumón con varias pelotas de tenis limpias para que el relleno  se distribuya de forma pareja durante el ciclo de secado. Puedes cubrirlas con calcetines blancos para evitar que se desprendan pelusas. Usa un programa de temperatura baja, saca el plumón cuando éste acabe, sacudelo enérgicamente y si aún no está seco, repite el proceso.

Si eliges secar el plumón al aire libre, procura colgarlo lo más abierto y horizontal posible e ir cambiándolo de posición frecuentemente para evitar que las plumas se compriman. Otro consejo importante: evita que le dé el sol directo en las horas de mayor calor ya que pueden aparecer manchas en la superficie.

Trucos y consejos imprescindibles para disfrutar de un hogar bien organizado Descargar Ebook "Guía práctica para la Casa"

Cómo lavar un plumón de plumas a mano

  • Paso 1: Preparar la tina

Llénala con agua tibia. La cantidad debe ser suficiente para cubrir el plumón. Diluye el detergente en el agua, en las mismas proporciones que usarías para hacerlo en la lavadora.

En este caso también tendrás que usar un producto especial para ropa delicada y sin enzimas y no será necesario complementar con ningún tipo de suavizante.

  • Paso 2: Sumerge el plumón

Sumerge poco a poco el plumón de plumas hasta que el agua lo cubra completamente. Presiona de manera suave pero firme para que no queden burbujas de aire en su interior.

Ahora viene el momento de mayor esfuerzo: remover el plumón al menos cada 15 minutos, de forma que el detergente se distribuya por toda la prenda uniformemente. Repite esta técnica al menos 4 o 5 veces.

Nueva llamada a la acción

  • Paso 3: Aclarar y escurrir

Una vez que vacíes la tina, deberás escurrir el plumón para sacar el agua y el detergente que haya absorbido. Para ello, aprieta suavemente el plumón contra la base de la tina varias veces y en distintos lugares.

Vuelve a llenar la tina, luego a vaciarla y otra vez escurrir. Deberás repetir este proceso todas las veces que sean necesarias hasta que no quede más detergente en su interior.

  • Paso 4: Secado

Es importante que el plumón quede bien escurrido en la etapa anterior, de manera que se haga más fácil el proceso de secado. Podrás secarlo con las técnicas recomendadas en el paso 4 de la sección “Cómo lavar un plumón de plumas en lavadora”.

Ya sea que elijas el secado en secadora o al aire libre, ten en cuenta que esta etapa llevará un poco más de tiempo ya que el plumón no habrá pasado por ningún proceso de centrifugado previo.

 

Al igual que ocurre con el colchón si utilizas cubre colchones, los plumones de buena calidad que reciben el mantenimiento correcto, pueden llegar a durar décadas. Ahora que ya sabes cómo lavar un plumón de plumas sin dañarlo, te sugerimos que lo hagas una vez al año para alargar su vida útil.

Vive una sensación de más suavidad para tu descanso

 

 

New call-to-action

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!